¿Necesitas una onza de chocolate antes de dormir? Tiene su explicación

¿Necesitas una onza de chocolate antes de dormir? Tiene su explicación

Publicidad

Terminas de cenar, pretendes relajarte unos minutos antes de ir a la cama pero no logras liberar del todo las tensiones del día y acudes a la cocina en busca de chocolate. Si a ti te sucede esto y eres de los que necesita una onza de chocolate antes de dormir, quizá estés buscando la siguiente explicación.

Los efectos emocionales del chocolate

Si ya has probado con leer, escuchar música, darte un baño de inmersión y muchas alternativas más pero nada te relaja como la ingesta de un pequeño trozo de chocolate, debes saber que esto puede deberse a los efectos emocionales que desencadena su ingesta.

Un estudio realizado por científicos alemanes compara al chocolate con una droga, pues contiene determinados nutrientes que en el cerebro pueden generar placer y además, su ingesta se vincula a la liberación de sustancias del sistema endocanabinoide, que también ocurre ante el consumo de drogas.

Asimismo, su consumo puede estimular la liberación de serotonina y afectar así nuestro estado de ánimo, funcionando quizá, como un antidepresivo no farmacológico.

Por otro lado, una investigación realizada en Australia confirma que ante los deseos de algo dulce, la ingesta de una pequeña cantidad de chocolate tiene una respuesta placentera y puede relajarnos, sin embargo, por sí sólo o en ausencia de un antojo, el chocolate tendría efectos efímeros sobre el estado de ánimo.

El estrés que experimentamos durante el día también puede ser responsable de los deseos y la necesidad de consumir chocolate antes de dormir, pues científicos de la Universidad de California han probado que los niveles elevados de cortisol nos incentivan a buscar alimentos concentrados en calorías y con respuestas placenteras en nuestro cerebro, y el chocolate es uno de ellos.

Por último, no debemos olvidar que por todo lo antes dicho el chocolate puede tener un componente adictivo que ha sido demostrado en un estudio publicado en International Journal of Eating Disorders, por lo que, si desde hace tiempo repites la acción de consumir una onza de chocolate antes de dormir, es probable que sientas su ausencia y ello te impida conciliar el sueño cuando no lo ingieres.

Chocolate3

El chocolate, ¿realmente te ayuda a dormir?

Aunque tu creas que la única forma de dormir es comiendo chocolate y necesitas su ingesta antes de ir a la cama, la evidencia científica contradice tus sentimientos.

Concretamente, una investigación publicada en Nutrients concluyó que el chocolate negro no reducía el nivel de ansiedad como sí lo hacía la leche con chocolate, por lo tanto, quizá su consumo no sea tan relajante como pensamos.

Además, científicos estadounidenses analizaron los efectos de la teofilina sobre el sueño y ésta sustancia presente en el chocolate estuvo vinculada a alteraciones del ritmo circadiano así como a trastornos del sueño.

Quizá, el efecto estimulante del sistema nervioso central que posee la teofilina sea la causa de un sueño de menor calidad asociado al chocolate.

Por otro lado, el chocolate no es un alimento fácil de digerir, por lo que si no comemos sólo una onza sino tres o más, estaríamos dificultando el proceso digestivo y ello puede conducir a problemas para lograr un sueño reparador.

Sin embargo, no hay gran cantidad de estudios que analicen la ingesta de chocolate y su vinculo con la calidad y/o duración del sueño, por lo tanto, para extraer conclusiones necesitaríamos más datos al respecto.

Chocolate

¿Puedo consumir chocolate antes de dormir?

Después de conocer por qué el chocolate podría ser el recurso que necesitamos antes de dormir y también, las consecuencias de su consumo a última hora de la noche, ¿podemos concluir que su ingesta es recomendable antes de dormir?

En primer lugar debemos saber que ningún alimento es aconsejable justo antes de ir a la cama, pues como hemos dicho, el proceso digestivo que la ingesta de un alimento implica puede entorpecer el sueño.

Sin embargo, sólo un cuadrito, unos 30 gramos, una onza, o un pequeño trozo de chocolate no tendrá mayor impacto en nuestra digestión.

Por otro lado, no podemos dejar de recordar los beneficios que puede ofrecer el chocolate, sobre todo el chocolate negro, a la salud del organismo, debido principalmente a su contenido en polifenoles antioxidantes, según concluye un estudio de la Universidad de Chile..

Entonces, sí podemos consumir una onza de chocolate antes de dormir, pero no debemos superar en demasía esta cantidad como así tampoco deberíamos hacerlo a diario, pues podríamos generar una conducta adictiva o lo que es igual, la dependencia a la ingesta de chocolate para poder dormir.

No obstante, recuerda que puedes disfrutar sin culpa, en pequeñas cantidades, del chocolate negro cada día.

Bibliografía consultada | Appetite, Volume 49, Issue 3, November 2007, Pages 667–674; Journal of Affective Disorders, Volume 92, Issues 2–3, June 2006, Pages 149–159; Physiology & Behavior Volume 91, Issue 4, 24 July 2007, Pages 449–458; International Journal of Eating Disorders, Volume 25, Issue 2, March 1999, Pages 169–175; Nutrients 2012, 4(6), 554-567; doi:10.3390/nu4060554; Life Sciences, Volume 34, Issue 10, 5 March 1984, Pages 933-938; y Rev Chil Nutr Vol. 34, Nº3, Septiembre 2007
En Directo al Paladar | ¿Comer chocolate nos hace más listos?
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio