Menu Basko Polita homenaje a la película Ocho apellidos vascos

Menu Basko Polita homenaje a la película Ocho apellidos vascos

Publicidad

Aprovechando el tirón de la película Ocho apellidos vascos, el restaurante El Pitaco de Madrid ha preparado un menú llamado Basko Polita en homenaje a la película, ofreciendo así la oportunidad de disfrutar de un recorrido por los platos más tradicionales de la cocina de Euskadi a los que se acerquen a visitar este local tradicional para comer en Madrid.

Situado un poco fuera de la zona tradicional de lugares de moda, el restaurante El Pitaco es un lugar bien conocido por los amigos de la buena mesa y donde a un precio medio que ronda los 50 euros por persona incluido vino, se puede disfrutar de grandes platos de cocina tradicional bien elaborados por su equipo de cocina.

El Menu Basko Polita de El Pitaco Restaurante

El menú Basko Polita, juego de palabras entre cosmopolita y Vasco Bello, la traducción del nombre, es una interpretación realizada por el restaurante de los productos que se mencionan durante la película, concretamente alubias, hongos, bacalao, chipirón, merluza, pimientos del piquillo, txangurro y chuletón.

Por un precio de 34 euros por persona, ofrecen este menú un menú largo y estrecho, basado en probar los ocho productos en pequeñas cantidades, --algunas un poco escasas-- pero que totalizan una visión general de la cocina vasca a base de productos apetecibles en pequeños bocados, acompañados de vinos típicos de Euskadi.

Los aperitivos y los vinos

pitaco.jpg

Para abrir boca, unas chistorras cocidas en sidra y posteriormente fritas hasta quedar crujientes, sirvieron como primer bocado. Luego llegaron los llamados entretenimientos, que se correspondían con los cuatro primeros "apellidos vascos" del menú, que vinieron acompañados del Cava Faustino Reserva de Oyón (Alava)

Después, a lo largo del menú tomaríamos otros vinos como el Txacolí Txabarri de Zalla (Vizcaya) para acompañar el pescado o el Tino Lar de Paula Crianza 2010 de Rioja Alavesa para acompañar la carne y un licor Patxarana para los postres.

Enseguida llegó el primer plato, las alubias. En lugar de preparar un potaje de alubias de Tolosa tradicional, se ha optado por preparar una crema de alubias, acompañada de sus "sacramentos" --morcilla, panceta y berza--, y coronada por una guindilla fresca. Una buena opción para aligerar un menú que a priori se antojaba que iba a ser muy largo.

El resto del menú

pitaco1.jpg

Los siguientes tres apellidos o tres platos llegaron juntos. Una croqueta de bacalao, riquísima de sabor aunque a mí me hubiera gustado que fuera más fina en masa y rebozado, un salteado de hongos, intenso, excepcional y un correcto pimiento de piquillo relleno de txangurro, completaron los entretenimientos que tomamos con el cava.

Luego llegó el producto de la costa, un txipirón de anzuelo en su tinta, muy bien preparado, jugoso, dulce, excelente, acompañado por un arroz apelmazado que desentonaba con la calidad del menú y una mínima porción de lomo de merluza cubierto por una cebolla caída, siendo estos los apellidos quinto y sexto del menú, acompañados del Txacolí. Una lástima que las raciones sean tan pequeñas, aunque faciliten, sobre todo a los menos comilones, que así puedan probar los ocho platos del menú.

Finalmente el plato de carne, el Txuletón de buey con pimiento de Gernika, un taquito bien cocinado, lleno de sabor, de una carne deliciosa al que solo se puede poner como pega que venía en una ración muy pequeña, apenas dos bocaditos. Nada más lejos del concepto de comer Txuletón en Euskadi, aunque bueno para configurar un menú largo y estrecho, quizás muy estrecho, como éste.

Los postres

postre_pitaco.jpg

Como octavo apellido, prepararon dos deliciosos postres vascos, una clásica Panxineta y una Goxua, que pusieron el remate a este paseo por los productos más tradicionales de la gastronomía vasca al que acudí por una invitación de El trotamanteles.

Valoración del menú

Es un menú agradable, bien compensado y que resulta muy completo. Sin embargo, mientras que en la película, Dani Rovira, --el protagonista--, termina muy lleno al comer en el restaurante con el padre de su novia, interpretado por el genial Karra Elejalde, en este menú sales bien comido pero nada lleno. De hecho, en mi opinión se hecha de menos un poco más de cantidad, sobre todo en lo tocante a la carne y la merluza, que te dejan con ganas de más.

Restaurante El Pitaco

Avenida de Badajoz 25
Tel Reservas 914 038 862
Precio medio | 50 euros
Menú Basko Polita 35 euros

En Directo al Paladar | Restaurante Feeling Gastronómico. Un menú elegante y buenos cócteles.
En Directo al Paladar | La oveja negra. La versión canalla de Casa Florencio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio