Zanahorias asadas con comino: receta ligera ideal como guarnición

Zanahorias asadas con comino: receta ligera ideal como guarnición

Publicidad

Las zanahorias son conocidas por todas sus cualidades para nuestra salud como su alto nivel de betacaroteno y de vitaminas como la B y la C entre otras. Sin embargo para muchas personas comer zanahorias puede no ser muy atractivo si no están bien preparadas, pero ese no es el caso de estas zanahorias asadas con comino con las que os vais a chupar los dedos del gusto.

Hoy te propongo esta receta muy sencilla pero deliciosa de zanahorias asadas con comino. Para darles un mejor sabor, las voy a preparar con cebolla morada. Esta cebolla me parece muy interesante ya que una vez asada resulta muy dulce y combina perfectamente con la zanahoria.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Zanahoria 5
  • Cebolla morada 1
  • Perejil fresco un manojo
  • Aceite de oliva virgen extra 60 ml
  • Vinagre de Módena 5 ml
  • Comino molido 5 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer zanahorias asadas con comino

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 35 m

Vamos a limpiar bien las zanahorias y cortarlas en cuatro y a lo largo. Así, vamos a obtener láminas finas de zanahorias que son las que vamos a usar para la receta. Cortamos ahora la cebolla en julianas que acomodamos en un refractario para horno y las recubrimos con las zanahorias.

Ahora mezclamos en un cuenco el aceite junto con el balsámico, el comino, la sal y la pimienta. Rociamos todo esto sobre las zanahorias y la cebolla y mezclamos muy bien para que todo quede bien impregnado del aceite.

Picamos el perejil y lo espolvoreamos sobre todos los demás ingredientes. Colocamos el refractario al horno caliente, a 180ºC, por unos 30 a 35 minutos aproximadamente. A media cocción te recomiendo revolver nuevamente todo para repartir bien el aceite sobre las zanahorias.

Zanahorias Prep

Con qué acompañar las zanahorias asadas con comino

Las zanahorias asadas con comino son deliciosas como una guarnición de un plato de carne o un pescado sin grasa. Las puedes comer solas si quieres una opción diferente para un día de detox proteínico post fiesta. Las puedes acompañar de una copita de vino blanco seco muy frío.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio