Receta de patatas encebolladas al horno

Receta de patatas encebolladas al horno

Publicidad

Me encanta la cebolla. Al natural, frita, pochada, caramelizada, a la plancha, al horno... sirve para todo, incluso para transformar una sopa de cebolla de sobre en un aderezo perfecto para esta receta de patatas encebolladas al horno.

Sí, habéis leído bien, para esta receta, cortesía de una de mis muchas y encantadoras tías, vamos a utilizar de forma poco ortodoxa un sobre de sopa de cebolla, solo que en vez de disuelto en agua, disuelto en aceite de oliva.

Ingredientes

  • 2 o 3 patatas, un sobre de sopa de cebolla, aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer patatas encebolladas al horno

Esta receta de patatas encebolladas al horno, además de rica y original, es extremadamente fácil de preparar. Para empezar, solo debemos pelar las patatas, cortarlas en rodajas a lo largo y ponerlas a hornear durante 20 minutos en una bandeja untada en aceite con el horno precalentado a 225ºC.

Mientras se van haciendo las patatas, preparamos un menjunje con la sopa de cebolla y el aceite de oliva virgen extra. Vertemos el contenido del sobre en un vaso de 250ml, rellenamos con aceite de oliva hasta más o menos la mitad, removemos bien y dejamos reposar, removiendo de vez en cuando, para que la cebolla se "hidrate" con el aceite.

Patatas encebolladas al horno - 2

Transcurridos los 20 minutos del la primera fase del horneado, cubrimos las patatas con nuestra peculiar salsa de cebolla y volvemos a hornear unos 10 minutos a 200ºC. Cuidado con no pasaros de tiempo, o la cebolla se churrascará por completo y la receta pasará de deliciosa a incomible (me ha pasado alguna vez, así que hablo por propia experiencia). Si os gustan las patatas más hechas, horneadlas un poco más antes de añadir la cebolla.

Tiempo de elaboración | 40 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Estas patatas encebolladas al horno son perfectas para acompañar todo tipo de carnes y pescados que hayamos horneado con ellas (en mi caso, un costillar adobado). Su sabor es intenso y diría que un pelín salado. En mi familia hay quien retira la cobertura de cebolla por ese motivo, pero aún así su sabor ya habrá impregnado a la patata y estará igualmente deliciosa.

En Directo al Paladar | Receta de gajos de patatas especiadas para guarnición En Directo al Paladar | Costillas de cerdo con salsa cajún. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio