Tarta a los tres pimientos. Receta

Tarta a los tres pimientos. Receta

Publicidad

Las tartas saladas son mi debilidad, así que aprovechando que había encendido el horno para otra preparación, horneé una deliciosa tarta a los tres pimientos. A medio camino entre la clásica quiché y una especie de tortilla, sirve perfectamente para completar cualquier cena y llenarla de sabor.

Ahora ya es habitual encontrar en los supermercados el pimiento amarillo, que aunque de sabor parecido a sus otros dos compañeros, le aporta su toque dulce característico a la mezcla, así que os recomiendo que no prescindáis de él si queréis preparar este pastel salado.

Ingredientes para cuatro raciones

  • 1 lámina de masa quebrada refrigerada, ½ pimiento rojo pequeño, ½ pimiento amarillo pequeño, ½ pimiento verde pequeño, ½ cebolla, 125 ml de nata líquida, 125 ml de leche, 1 huevo L, 1 yema de huevo L, 40 g de queso parmesano rallado, 2 cucharadas aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Cómo hacer tarta a los tres pimientos

    Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados. En un molde redondo de unos 23 centímetros de diámetro o uno alargado y estrecho, mejor desmontables, extenderemos nuestra masa quebrada y la pincharemos con un tenedor por toda su base. La cubrimos con un trozo de papel de horno y la rellenamos de legumbres secas, cociéndola durante diez minutos.

    Mientras, picamos los tres tipos de pimientos y la cebolla en trozos menudos del mismo tamaño. Ponemos una sartén al fuego y echamos el aceite, salteando durante diez minutos las hortalizas, salpimentamos y las pasamos a un plato.

    En un bol mezclamos la leche, la nata, el huevo, la yema y salpimentamos. Batimos toda esta mezcla y le añadimos el parmesano rallado. Añadimos las hortalizas y volcamos esta preparación encima de la masa quebrada. Horneamos durante treinta y cinco minutos.

    Tarta a los tres pimientos

    Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Fácil

    Degustación

    La tarta a los tres pimientos resulta perfecta también como aperitivo. En estos caso en vez de presentarla entera yo la corto en cuadrados o tiras de bocado para que cada comensal pueda ir sirviéndose como un pincho. Lo ideal es servirla recién sacada del horno, pero a temperatura ambiente también sigue estando deliciosa.

    En Directo al Paladar | Tarta de tomates gratinados, queso y feta. Receta En Directo al Paladar | Tarta salada de mozzarella, tomates y sardinas. Receta

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Inicio