Receta de natillas caseras, el postre casero de toda la vida que jamás pasará de moda

Receta de natillas caseras, el postre casero de toda la vida que jamás pasará de moda

Publicidad

Mi madre nunca fue una gran repostera, pero recuerdo bien la emoción que nos entraba a los más pequeños de la casa cuando se animaba a agasajarnos con alguno de sus postres. En su repertorio tradicional siempre han brillado sus deliciosas natillas, cuyo simple aroma me llena de recuerdos de la infancia. Quizá por eso no me había animado hasta hace poco a preparar mis propias natillas caseras, pero la verdad es que son tan fáciles, y están tan ricas, que merece la pena recuperar recetas típicas como esta.

La elaboración es muy básica y se puede adaptar al gusto de cada uno, pues como todas las recetas tradicionales en cada casa se preparan con un toque diferente. Con más azúcar, prescindiendo de la canela o de la vainilla, más o menos espesas... Si nunca habéis hecho natillas lo mejor es probar una receta base y probar modificaciones propias de ahí en adelante.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Leche (con o sin lactosa, o vegetal) 500 ml
  • Canela en rama 1
  • Vaina de vainilla pequeña o media 1
  • Piel de limón 1
  • Yema de huevo 4
  • Azúcar 75 g
  • Almidón de maíz (maizena) 1 cucharada
  • Galletas tipo María

Cómo hacer natillas caseras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 25 m

Colocar la leche en un cazo con la rama de canela, la vaina de vainilla que habremos abierto con un cuchillo y la corteza de limón - sólo la parte amarilla - . Calentar, llevar a ebullición y apartar del fuego. Dejar infusionar 15-20 minutos y colar.

Disponer las yemas de huevo con el azúcar en un cuenco y batir con unas varillas. Añadir la maizena, batir bien y echar poco a poco la leche, mezclando con las varillas para dejar una textura homogénea.

Poner a calentar un recipiente al baño maría y echar la preparación. Calentar, sin que el agua llegue a hervir, removiendo con las varillas constantemente, para que no se pegue. Continuar la cocción durante unos 10 minutos o algo más, hasta que espese. Recordar que en caliente la mezcla será siempre más líquida que cuando enfríe.

Llenar los recipientes que más nos gusten y dejar templar un poco. Colocar una galleta María con cuidado encima de cada ración y llevar a la nevera. Dejar enfriar completamente durante unas horas antes de servir.

Natillas Pasos

Con qué acompañar las natillas

Las natillas caseras son un postre clásico delicioso con el que concluir una comida al que pocos se pueden resistir. También podemos servirlas a la hora de la merienda, con un poco de canela molida extra, si se desea. No necesitan nada más para acompañarlas, aunque a mí me gusta tomarlas con una taza de café solo al lado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio