Galletas glaseadas de naranja y copos de avena: receta para fanáticos de los cítricos

Galletas glaseadas de naranja y copos de avena: receta para fanáticos de los cítricos

Publicidad

Cuando estamos en temporada de cítricos tengo el problema de que suelo devorar la fruta al natural antes de tener tiempo de cocinar con ella. Afortunadamente tenía la despensa bien llena cuando me decidí a hornear estas galletas glaseadas de naranja y copos de avena, perfectas para una tarde fría o lluviosa. Además de zumo natural el sabor se potencia con el toque de la naranja confitada.

Siempre me ha gustado mucho la textura que proporcionan a las galletas y bizcochos los copos de avena, además hace los dulces nutricionalmente más interesantes. La masa en sí de estas pastas no es muy dulce, ya que después se coronan con un sencillo glaseado, y si quisiéramos prescindir de él podríamos picar la naranja confitada y mezclarla directamente con los demás ingredientes.

Ingredientes

Para 35 unidades
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente 100 g
  • Harina de repostería 75 g
  • Levadura química 4 g
  • Sal 2 g
  • Copos de avena no gruesos 140 g
  • Azúcar 80 g
  • Azúcar vainillado 8 g
  • Yemas de huevo 2 g
  • Ralladura de naranja 0.5
  • Zumo de naranja 60 ml
  • Azúcar glasé (aproximadamente) para el glaseado 130 g
  • Zumo de naranja (aproximadamente) para el glaseado 20 ml
  • Naranja confitada para decorar

Cómo hacer galletas glaseadas de naranja y copos de avena

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 2 h

Mezclar en un recipiente amplio la harina con la levadura, la sal y los copos de avena. Aparte, en un cuenco, frotar los azúcares con la ralladura de naranja hasta liberar sus aceites. Añadir la mantequilla, las yemas de huevo y el zumo, y batir bien. Incorporar a los ingredientes secos y trabajar hasta tener una masa homogénea.

Dividir en dos porciones. Disponer sobre la mesa un buen trozo de papel film, colocar una de las mitades y dar forma de cilindro de 2-3 cm de diámetro. Envolver, repetir con el resto de masa y llevar a la nevera durante al menos dos horas.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar unas bandejas. Sacar uno de los cilindros y cortar con cuidado porciones de 1-1,5 cm de grosor. No tienen que quedar perfectas, es más fácil si se humedece el cuchillo y luego se les puede arreglar la forma con las manos. Distribuir en las bandejas, ligeramente separadas, y hornear durante unos 10-15 minutos.

Dejar que se enfríen completamente sobre una rejilla. Para decorar, mezclar el azúcar glasé tamizado con suficiente zumo de naranja para tener un glaseado espeso. Pintar las galletas con ayuda de un pincel de repostería y colocar encima unas porciones de naranja confitada picada. Dejar que se sequen por completo antes de guardar.

Galletas de Avena y Naranja. Pasos

Con qué acompañar las galletas

Las galletas glaseadas de naranja y copos de avena se pueden guardar durante varios días en un recipiente hermético sin ningún problema. Son un bocado muy rico para tomar de postre, con el café o a la hora de la merienda, incluso en el desayuno. Hay que procurar que el glaseado esté totalmente seco antes de guardarlas, para que se peguen entre sí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio