Crema de tiramisú. Receta fácil y rápida

Crema de tiramisú. Receta fácil y rápida

Publicidad

A pesar de gustarme mucho el tiramisú, no soy especialmente fan de los bizcochos empapados en café y licor. Lo mío ha sido siempre la crema y, por lo que he podido comprobar, también lo de muchos. En una de mis recientes salidas me encontré cenando en un italiano de toda la vida donde me topé con crema de tiramisú entre sus postres.

El camarero me contó que durante años de servicio habían notado que muchos clientes pedían tiramisú de postre pero se dejaban los bizcochos. No hizo falta pensar mucho para concluir que la crema de tiramisú podía triunfar por si sola, por lo que decidieron incluirla en la carta tal cual. Hoy por hoy es uno de sus postres estrella y esta es su deliciosa receta.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Yema de huevo 2
  • Queso mascarpone 200 g
  • Nata líquida para montar 200 ml
  • Azúcar glasé 60 g
  • Licor de café (opcional) 5 ml
  • Gelatina en láminas 4 g
  • Leche 50 ml
  • Cacao en polvo para espolvorear

Cómo hacer crema de tiramisú

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Reposo 1 h

Por lo general, cuatro gramos de gelatina en láminas corresponden a dos láminas. No obstante hay algunas marcas cuyas láminas tiene mayor peso así que es mejor comprobarlo antes de ponerse manos a la obra para evitar que la crema de tiramisú nos quede excesivamente dura. En cualquier caso, ponemos la gelatina a remojar en abundante agua fría.

Mientras tanto batimos la nata hasta montar, tendrá que estar bien fría. Nos ayudamos de unas varillas eléctricas o la montamos a mano con unas varillas metálicas manuales. Cuando comience a espesar, agregamos el azúcar glas y continuamos batiendo hasta que esté consistente, teniendo cuidado de no pasarnos para que no se nos corte. Si decidimos darle un toque de café, añadimos el licor y removemos suavemente.

Por otro lado mezclamos y batimos el queso mascarpone con las yemas de huevo. Vertemos la leche en un pequeño cuenco y la calentamos en el microondas durante 30-40 segundos. Escurrimos la gelatina y la añadimos a la leche caliente. Veremos cómo se funde con el calor, pero necesitamos remover para integrar. Esperamos cinco minutos para que pierda temperatura antes de añadir, poco a poco, al queso mascarpone con las yemas.

Terminamos la crema añadiendo esta mezcla a la nata montada, poco a poco, removiendo con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para que no se baje. Transferimos la mezcla a ocho vasitos y la dejamos reposar en la nevera durante una hora para que tome cuerpo. Espolvoreamos con cacao en polvo antes de servir.

Degustación

Recién salida de la nevera esta crema de tiramisú es una delicia para los sentidos. Es suave al paladar, con una textura cremosa y un sabor a mascarpone tremendamente adictivo. Es un postre calórico, así que mejor comerlo en pequeñas cantidades...¡si es que somos capaces!

En Directo al Paladar | Receta de tiramisú sin huevo
En Directo al Paladar | Vasitos fáciles de crema de café con chantilly. Receta para una sobremesa elegante y glamurosa

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio