Cómo hacer cuencos de chocolate fundido

Cómo hacer cuencos de chocolate fundido

Publicidad

Ahora que empieza la temporada de fresas y se hace tan tentador preparar fresas con nata, hay que buscar maneras bonitas y diferentes de presentar tan manido postre, como por ejemplo en un cuenco de chocolate fundido.

Pero, ¿cómo hacer un cuenco de chocolate fundido? La respuesta es tan curiosa como sencilla, pues vamos a utilizar globos para darle la forma desada al chocolate fundido y conseguir unos cuencos comestibles de chocolate más ligeros y originales que las clásicas tulipas de barquillo.

Cómo hacer cuencos comestibles de chocolate

Para hacer cuencos de chocolate fundido vamos a necesitar chocolate para fundir y un globo por cada cuenco que queramos hacer. También debemos tener a mano varios boles para dejar secar los globos.

Empezamos hinchando los globos hasta el tamaño deseado, lavándolos con agua fría. Luego derretimos el chocolate, ya sea al baño María o al microondas, siguiendo las instrucciones del fabricante. Por último, pintamos los globos con abundante chocolate y los dejamos secar boca arriba.

Cuencos de chocolate fundido - 2

En cuanto el chocolate se haya endurecido explotamos los globos y, et voilà, ya tenemos nuestros cuencos comestibles de chocolate. Como consejo, conviene evitar dejar demasiado tiempo el chocolate en los globos o es posible que se quede pegado. Para evitarlo, también podemos untarlos con un poco de mantequilla antes de bañarlos en el chocolate.

Tiempo de elaboración | 30 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Los cuencos de chocolate fundido son perfectos para servir helados, fresas con nata o macedonias. Están deliciosos y, además, se pueden preparar con antelación y guardar hasta que necesitemos utilizarlos.

En Directo al Paladar | Milhojas de chocolates con frambuesas. Receta para San Valentín

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio