Bizcocho de mandarina, miel y lavanda: receta para un desayuno lleno de aromas

Bizcocho de mandarina, miel y lavanda: receta para un desayuno lleno de aromas

Publicidad

¿Qué haces cuando te regalan un gran tarro de miel artesana y tienes antojo de algo dulce? Pues por ejemplo, hornear un bizcocho de miel, mandarina y lavanda. Mientras que el aroma de rosas no me termina de convencer en la cocina, la lavanda cada vez me engancha más, y creo que es perfecta para edulzar los días de primavera y verano.

Usando esta receta como base de inspiración he preparado un bizcocho sin más endulzante que la propia miel, que siempre aconsejo que sea de buena calidad. Si encontráis miel de lavanda ya sería estupendo, pero cualquiera local combinará bien con el resto de aromas de la masa. Cuando no haya mandarinas, un limón puede ser otro gran sustituto.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Miel 120 g
  • Huevo 3
  • Mandarina mediana 1
  • Mantequilla sin sal derretida 60 g
  • Almendra molida 50 g
  • Harina de repostería 250 g
  • Levadura química 8 g
  • Bicarbonato sódico 4 g
  • Sal 2 g
  • Lavanda media cucharadita

Cómo hacer bizcocho de mandarina, miel y lavanda

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 40 m

Precalentar el horno a 180ºC y forrar o engrasar un molde rectangular de unos 18-20 cm de largo. Derretir la mantequilla y dejar templar un poco.

Colocar los huevos con la miel y la ralladura de la mandarina lavada en un recipiente mediano. Batir con batidora de varillas hasta que casi doble de tamaño. Añadir la mantequilla derretida y el zumo de la mandarina y batir un poco más.

Incorporar la almendra molida y la harina tamizada con la levadura, el bicarbonato y la sal, mezclando un poco. Agregar la lavanda, machacada con las manos o en un mortero (podéis triturarla más o menos dependiendo de si no queréis encontrar trocitos visibles).

Combinar con movimientos suaves hasta tener una masa homogénea sin grumos y llenar el molde. Hornear durante unos 40-45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo salga prácticamente limpio. Esperar un poco, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Bizcocho de mandarina y miel. Pasos

Con qué acompañar el bizcocho de mandarina

Este bizcocho de mandarina, miel y lavanda resulta muy aromático sin ser excesivamente dulce, con una textura algo compacta pero suave gracias a la almendra. Me parece perfecto para tomar tal cual en el desayuno con un buen café o un vaso de leche, también con leche de almendra de calidad servida bien fresca. Se podría adornar con azúcar glasé o un glaseado de zumo de mandarina, solo si somos muy golosos.

En Directo al Paladar | Bizcocho de almendra, mandarina y limón. Receta sin gluten
En Directo al Paladar | Bizcocho sin azúcar de zanahoria, avellana y almendra. Receta fitness saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio