El helecho común de toda la vida, también se come

El helecho común de toda la vida, también se come

Publicidad

Si hace poco os hablábamos de que podíamos disfrutar de exquisitos platos elaborados con las ortigas y os recomendábamos el libro 45 recetas con ortigas, que fue ganador de El Best Single Subject Book Gourmand 2006, ahora nos enteramos que el Pteridium aquilinum, o sea, el helecho común de toda la vida, también se come. Su yema es comestible y de hecho se envasa aquí para enviarla a Japón, donde es muy apreciado.

El helecho común es muy abundante en las orillas de los ríos y suelen cubrir zonas donde no hay árboles. Tienen un rizoma oscuro y grueso, sus hojas (frondes) son algo duras y llegan a alcanzar los 70 centímetros. Son plantas sin flores ni semillas, pertenecientes al grupo de las pteridofitas y se reproducen mediante esporas, que necesitan agua para completar su ciclo biológico.

No los he probado, por eso si alguno lo habéis hecho y tenéis alguna receta con ellos, nos encantaría que nos la contaseis.

Vía | anosaterra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio