Siete recetas de salsas para acompañar el Picoteo del Finde

Siete recetas de salsas para acompañar el Picoteo del Finde

Publicidad

Han pasado ya siete días desde el último Picoteo del Finde y volvemos para proponeros ideas con las que disfrutar estos dos días de vacaciones. Hoy la cosa va de salsas, por eso os traemos siete recetas para acompañar vuestro picoteo que seguro os entusiasmarán. La ventaja de las salsas es que pueden prepararse con antelación, con lo que nos ahorramos trabajo de última hora.

Es más, qué os parecería preparar más de una opción y servirlas todas juntas para que cada comensal escoja cuál le apetece más probar. Sobre todo si lo que ofrecéis a vuestros invitados es esta opción, lograréis un bonito efecto estético si las presentáis en bonitos boles de distintos colores.

1. Salsa de frutos rojos

Salsa1
  • Ingredientes: Cebolla blanca 150 g, Azúcar 30 g, Frutos rojos 180 g, Vino de Oporto 100 ml, Caldo de verduras 200 ml, Pimienta negra molida, Sal, Aceite de oliva virgen extra, Mantequilla 15 g.

  • Preparación: Pelamos y cortamos finamente la cebolla. Calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y pochamos la cebolla junto con el azúcar, a fuego muy suave durante 10 minutos. Si tapamos la cazuela la cocción será más uniforme y rápida. A continuación añadimos los frutos rojos o del bosque. Nosotros hemos utilizado frutos congelados, pero también se pueden usar arándanos, grosellas, moras, frambuesas y fresas frescos. Subimos la potencia del fuego y, cuando alcance el punto de ebullición, regamos con el vino de Oporto. Dejamos reducir. Añadimos el caldo de verduras y llevamos nuevamente a ebullición. Cocemos durante 10 minutos a fuego medio antes de triturar y pasar por un chino o colador. Probamos el punto de sabor y ajustamos con una pizca de sal y pimienta negra si lo consideramos necesario. Por último añadimos la mantequilla, removemos hasta fundir y servimos con nuestra carne.

Enlace | Salsa de frutos rojos

2. Salsa chimichurri

Salsa2
  • Ingredientes: Vinagre 30 ml, Zumo de limón 40 ml, Cebolla morada 60 g, Pimentón picante 6 g, Dientes de ajo 1, Pimienta negra molida 3 g, Laurel 1, Aceite de oliva virgen extra 90 ml, Perejil fresco 20 g, Orégano seco 5 g, Sal al gusto.

  • Preparación: Comenzaremos poniendo en el vaso el vinagre, el zumo de limón, la cebolla roja picada menuda, el pimentón, el ajo picado, la pimienta negra, el laurel molido y la sal. Trituramos bien hasta que se forme una masa espesa sin grumos. Añadimos el aceite de oliva y volvemos a triturar. Agregamos por último las hojas de un manojo de perejil y el orégano seco y terminamos de triturar.

Enlace | Salsa chimichurri

3. Salsa romesco

Salsa3
  • Ingredientes: Tomate maduro 3, Cabeza de ajos 1, Ñora 2, Almendras tostadas 15 g, Avellanas tostadas 15 g, Rebanada de pan tostado 1, Aceite de oliva virgen extra 250 g, Vinagre 100 g, Pimentón dulce, Guindilla 1, Sal.

  • Preparación: Primero de todo debemos rehidratar las ñoras. Para ello, las tendremos en remojo desde la noche anterior o al menos unas 4-5 horas. Una vez bien remojadas, les sacamos las pepitas y reservamos la piel con la carne. El segundo paso es asar (escalivar, en catalán) los tomates y los ajos. Esta acción la podemos hacer o bien en la lumbre, bien cubiertos de brasas en papel de aluminio, o en el horno. El horno debemos precalentarlo a unos 200ºC y poner los tomates y los ajos en bandejas a parte. Los tomates estarán listos con unos 15 o 20 minutos. Los ajos tardarán un poco menos. Una vez escalivados, sacamos la piel a los tomates y sacamos uno a uno los ajos. Limpiamos de pepitas las ñoras y reservamos la carne. Pelamos también las almendras y las avellanas tostadas. Tostamos una rebanada de pan. Finalmente, una vez fríos los tomates y los ajos, ponemos todos los ingredientes en un vaso de batidora: el aceite de oliva virgen extra, el vinagre, los tomates, los ajos, las ñoras, los frutos secos, el pan y batimos a velocidad media. Finalmente añadimos una cucharadita de pimentón rojo dulce, sal y una punta de guindilla para darle un toque picante. Batimos de nuevo y vamos probando y rectificando de sal, guindilla o vinagre.

Enlace | Salsa romesco

4. Salsa multiusos para carnes y ensaladas

Salsa4
  • Ingredientes: 100 ml de tomate triturado, 3 cucharadas de azúcar moreno, 100 ml de zumo de naranja, 60 g de salsa soja, 2 cucharadas de miel

  • Preparación: En un cazo ponemos a reducir el tomate triturado con el azúcar moreno, hasta que vaya espesando y convirtiéndose en una mermelada de tomate. Por otro lado exprimimos las naranjas y ponemos el zumo en otro cazo. Agregamos la salsa soja al zumo de naranja y mezclamos bien con el cazo en el fuego. Añadimos las dos cucharadas de miel y las diluimos hasta que que estén bien disueltas. Cuando el zumo y la soja con la miel empiecen a hervir, bajamos el fuego. Incorporamos la mermelada de tomate en la salsa de naranja y soja con miel y removemos hasta mezclar bien. Entonces dejamos a fuego lento, hasta que la salsa haya reducido hasta casi la mitad de su volumen y haya espesado. En ese momento, la salsa terminada tendrá un bonito color dorado y uniforme. Uno de los rasgos de la salsa resultante cuando está terminada es que tiene un brillo intenso. Apagamos el fuego y la guardamos en envases herméticos.

Enlace | Salsa multiusos para carnes y ensaladas

5. Salsa de tamarindo

Salsa5
  • Ingredientes: Tamarindo (vainas) 12, Agua 150 ml, Azúcar 60 g, Vinagre de vino blanco 30 ml.

  • Preparación: La primera operación es sacar la pulpa de las vainas de tamarindo. Al retirar la cáscara, las semillas (una especie de bolas) vienen unidas por unas hebras o hilo que hay que desechar. Después, abrimos cada uno de los frutos y retiramos las semillas que están en su interior. Ponemos la pulpa de tamarindo una vez libre de semillas en un cazo y las dejamos unos minutos en remojo, mejor en agua templada para ablandarla. Después, encendemos el fuego y vamos removiendo para deshacer la pulpa, teniendo cuidado de que no se nos pegue. Añadimos azúcar y un poco de vinagre y seguimos removiendo con la cuchara. Hay varias posibilidades con esta salsa, para personalizarla o adaptarla al plato que se pretenda cocinar con ella. Si se va a dar un toque picante al sabor natural intenso y con cierto ácido del tamarindo, se pueden añadir pimientos o chiles y un chorro de limón. También es frecuente añadir un poco de tomate frito, o un poco de maicena disuelta en agua fría, para darle cuerpo y textura a la salsa. Si se va a utilizar en platos de cocina asiática, puedes añadir una o dos cucharadas de salsa soja, que condimentará la salsa de tamarindo y le dará un toque oriental. También puedes añadir citronella o limoncillo finamente picado, o 1/2 diente de ajo si quieres incluir este ingrediente. Para terminar la receta, trituramos todos los ingredientes con la batidora y pasamos la salsa resultante por un colador para eliminar los restos o grumos que puedan haber quedado, añadiendo agua en su caso si queda demasiado espeso. Ya la tenemos lista para futuras preparaciones.

Enlace | Salsa de tamarindo

6. Mayopesto

Salsa6
  • Ingredientes: 1 huevo de gallina, 100 ml de aceite de girasol, un pellizco de sal y el zumo de medio limón, 150 gr de piñones, 150 gr de queso parmesano, 2 dientes de ajo, 50 gr de hojas de albahaca y 100 ml de aceite de oliva virgen extra.

  • Preparación: Como se deduce de su nombre, la salsa mayonepesto es una creación británica consistente en una mezcla de salsa mayonesa y salsa pesto italiano o pesto verde tracicional genovés combinados en determinada proporción. Comenzamos preparando una mayonesa casera, para lo cual ponemos en el vaso batidor un huevo y lo cubrimos con aceite de girasol. Añadimos la sal y un poco de zumo de limón y ponemos en marcha la batidora metida hasta el fondo del vaso, subiendo despacio una vez empiece a emulsionar. Si lo deseamos, podemos utilizar mayonesa industrial de la marca que más nos guste para hacer esta receta continuando con el resto de las instrucciones. Si hacemos mayonesa casera, la reservamos en la nevera mientras preparamos una salsa pesto. Como en todos los pestos, tenemos que realizar un majado o trituración de los ingredientes hasta obtener una especie de pasta. Esta operación la podemos hacer en el mortero, machacando los piñones con el resto de ingredientes o utilizar también la batidora o procesador de alimentos. Cuando tengamos elaborado el pesto, vamos añadiendo aceite de oliva virgen hasta obtener una textura cremosa. Para hacer la salsa mayopesto necesitamos mezclar ambos ingredientes en una proporción dos a uno, es decir, doble cantidad de mayonesa que de salsa pesto. Una vez juntos en el bol, los removemos con varillas hasta integrarlos en una salsa única, verde y con ligeros trocitos de piñones y queso.

Enlace | Mayopesto

7. Salsa intensa de tomate con chocolate y vermut

Salsa7
  • Ingredientes: 800 ml de tomate triturado, 3 chalotas, 1 diente de ajo, 4 cucharadas de tomate concentrado, 1 copa de vermut blanco, 50 g de chocolate negro o de más de 50% de cacao, aceite de oliva, sal y pimienta

  • Preparación: La receta original que viene en el libro dice que se puede hacer con vino afrutado o con vermut. Yo preferí esta segunda opción, utilizando vermút blanco, pero también se puede usar vermut rojo que dará un color más oscuro a la salsa de tomate resultante. Comenzamos picando las chalotas muy finas y las pochamos en el aceite de oliva, directamente en la cacerola donde vayamos a freír el tomate. Una vez blanda la chalota, añadimos el vermut y seguidamente el tomate triturado, removiendo de cuando en cuando y dejando que fría a fuego lento. Tras unos 15 minutos, el nivel del tomate habrá bajado notablemente en la cazuela, --mirad la marca-- como consecuencia de la evaporación. Añadimos entonces las dos cucharadas de tomate concentrado que aportará un extra de sabor a la salsa. Tras otros 30 minutos cociendo, picamos el chocolate o lo rallamos para que sea más fácil disolverlo en la salsa de tomate. Apagamos el fuego y esperamos que el tomate se enfríe un poco, removiendo continuamente. Entonces añadimos el chocolate a la cazuela y mezclamos bien. Probamos y si es necesario salpimentamos y corregimos la acidez añadiendo un poco de azúcar si fuera necesario. En mi caso, con el aroma del vermut y el chocolate, el sabor quedó impresionante y no fue necesario añadir azúcar extra.

Enlace | Salsa intensa de tomate con chocolate y vermut

En Directo al Paladar | Nueve recetas con calabaza para un original Picoteo del Finde
En Directo al Paladar | 11 recetas de pan casero para el Picoteo del finde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio