Los cinco helados más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas

Los cinco helados más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas

Publicidad

Ninguna ley nos impide disfrutar del helado todo el año, pero no se puede negar que es en verano cuando más apetecen, ¡y cuando más se buscan! No sé si se puede hablar de un boom del helado, pero está claro que cada vez hay más oferta tanto artesanal como industrial, y mucha más gente se anima a prepararlos en casa. ¿Sabéis cuáles son los helados más buscados de Internet?

Liderando el listo de los helados más deseados hay dos clásicos que parecen sobrevivir sin achantarse, año tras año, generación tras generación. Junto a ellos se ha hecho un hueco una variedad fruto de la expansión reciente de ciertas franquicias, y también encontramos un helado más saludable que está de moda. Y cerrando el top, otro helado tradicional que además nos sirve como base para multitud de sabores. Aquí los hemos reunido todos para disfrutarlos en casa.

1. Helado de chocolate

Se dice que es el favorito de los niños aunque en mi familia nunca fue el más buscado de la heladería, salvo que viniera con algún extra especial. Hay muchas formas de preparar un rico helado de chocolate pero merece la pena invertir en cacao o chocolate de buena calidad para conseguir un helado realmente irresistible.

La mejor receta que hemos seleccionado de helado de chocolate se puede preparar con Thermomix y sin ella, y aunque lleva un toque de café podemos prescindir de él si buscamos la máxima pureza del cacao.

Helado de Chocolate
  • Ingredientes. 250 g de chocolate negro (mínimo 70% cacao), 1 cucharada de café soluble (opcional, puede ser descafeinado), 500 ml de leche, 100 g de azúcar, 4 yemas de huevo, 40 g de clara de huevo pasteurizada.
  • Elaboración. Empezamos rallando 50 g de chocolate con la ayuda de un pelador de verduras o un cuchillo. Las envolvemos en papel de aluminio y guardamos en el congelador. Rallamos el chocolate y el café soluble con un procesador de alimentos. Si lo hacemos con la Thermomix rallamos 8 seg/vel 8. En un cazo ponemos la leche, el azúcar, las yemas y la mezcla de chocolate y café. Lo ponemos a fuego lento y removemos hasta que espese. Con la Thermomix 5 min/60ºC/vel 5. Dejamos que baje un poco la temperatura y vertemos la mezcla en bandejas de cubitos de hielo. Las dejamos en el congelador como mínimo 4 horas. Justo antes de servir, batimos el helado en cubitos con las claras pasteurizadas. En la Thermomix batimos 40 seg/vel 5´5. Vertemos en copas de helado y servimos con las virutas de chocolate.

Si sois muy chocolateros os encantará la receta de helado de triple chocolate con cookies, con cacao en polvo, chocolate con leche y chocolate blanco, más el toque crujiente de las cookies con chips de chocolate. Menos complicaciones tienen los polos de chocolate, muy cremosos y para los que no hace falta heladera.

2. Helado de vainilla

Otro de los sabores más tradicionales que gusta a todo el mundo, el gran comodín que tan bien combina con cualquier otro sabor y que corona multitud de postres, batidos o cafés. El buen helado de vainilla se reconoce por su color ligeramente pálido, los puntitos negros de la vainilla y su delicada cremosidad.

La receta que os proponemos es ideal para que pueda prepararla todo el mundo en casa, se hace en 10 minutos y no necesita ningún equipamiento especial.

Helado de Vainilla
  • Ingredientes. 500 ml de nata para montar, 15 ml de esencia de vainilla natural o la pulpa de 1 vaina, 400 g de leche condensada.
  • Elaboración. Comenzamos montando la nata con unas varillas eléctricas. Para facilitarnos la tarea, la nata ha de estar muy fría o, de lo contrario, no montará. Si la metemos en el congelador 15 minutos antes de montarla, junto con el recipiente en el que la vamos a montar, la cosa será coser y cantar. Una vez montada la nata incorporamos la vainilla y la leche condensada. Removemos con una espátula con movimientos envolventes para que no se baje la nata, hasta obtener una masa homogénea y cremosa. La vertemos en un recipiente y dejamos en el congelador durante 5-6 horas antes de servir.

En esta receta de helados cremosos de vainilla y cobertura de chocolate tenemos otra base cremosa que se puede utilizar para preparar en heladera, Thermomix o a mano, vertiéndola en un recipiente grande para formar bolas en lugar de usar moldes.

3. Helado de yogur

El yogur está viviendo una nueva juventud al ponerse de moda como alimento saludable. Sin ser un producto mágico, sí que su consumo está lleno de beneficios, pero además es un ingrediente delicioso para preparar postres fríos. También es tendencia por el auge del yogur helado, que, no olvidemos, siguen siendo postres con su correspondiente cantidad de azúcar. Es uno de mis sabores favoritos de toda la vida porque combina de maravilla con frutas frescas.

Esta receta de helado de yogur o yogur helado no tiene nada que envidiar a esas franquicias, aunque yo aconsejo utilizar un yogur griego del de verdad -sin nata ni espesantes añadidos- y mejor natural, para acostumbrarnos a tomar dulces sin tanto azúcar.

Helado de Yogur
  • Ingredientes. 575 g de yogur griego natural o azucarado, 30 g de miel suave de flores, 1 cucharadita de extracto de vainilla o la pulpa de una vaina natural.
  • Elaboración. Vertemos los yogures griegos en una jarra sacando el exceso de suero junto a la miel y la vainilla. Removemos con unas varillas hasta obtener una crema ligera y homogénea. Pasamos a un recipiente y congelamos. Para hacer este helado a mano debemos remover cada cierto tiempo la mezcla o simplemente verterlo en la heladora y dejar que se haga durante unos 20 minutos. Una vez listo lo tapamos con papel de horno y cerramos bien. Si utilizamos yogures griegos sin azúcar, podemos doblar la cantidad de miel, y si preferimos cambiarla por azúcar, pondremos en la mezcla unos 100 g.

Sobre esta base podemos añadir trocitos de fruta fresca o congelada, puré de frutas, chips de chocolate, trocitos de galleta o lo que se nos ocurra. Además tenemos otras recetas de helados con yogur, como el helado de yogur griego con fresas, el semifrío de cerezas, arándanos y yogur, el helado de frutos rojos yogur o el refrescante helado de yogur griego con lima y cardamomo.

4. Helado de plátano

En la carta típica de las heladerías siempre ha estado el banana split, pero el helado de plátano per se no era tan común. Eso ha cambiado en los últimos años con la tendencia de alternativas más saludables a los helados industriales, pues el plátano congelado es un ingrediente mágico para darse un capricho sin remordimientos.

Nuestra receta de helado de plátano con dos ingredientes es una maravilla por su sencillez que incluso se puede reducir a un único componente: el plátano maduro congelado. A partir de esta base podéis jugar añadiendo otras frutas, chocolate o cacao puro, otra crema de frutos secos o lo que se os ocurra.

Helado de Plátano
  • Ingredientes. 2 plátanos grandes y maduros, 20 ml de crema de cacahuete natural.
  • Elaboración. Los plátanos deben estar ya rozando el límite para comerlos al natural, algo blandos al tacto y con muchas manchas en la piel por fuera. En realidad podemos dejar que maduren aún más, estarán más dulces y con más aroma. Pelar y cortar en rodajas. Congelar en una bolsa de congelación o un recipiente hermético durante al menos dos horas. Pasado ese tiempo, colocar en el vaso de una buena batidora o procesador de alimentos. Empezar a triturar a alta velocidad en rachas cortas de tiempo, removiendo bien de vez en cuando para evitar que se pegue, hasta tener una textura ligeramente cremosa. Añadir la mantequilla o crema de cacahuete y volver a triturar todo junto, hasta conseguir la textura cremosa deseada. Se puede servir directamente o devolver al congelador en un recipiente hermético para que se solidifique un poco, entre 30 minutos y una hora.

Si buscáis una receta de helado más “auténtica” para daros un buen capricho, esta de helado de plátano con nueces os encantará, con su base tradicional de leche, nata y yema de huevo. Además tenemos otra variante más exótica, el helado de plátano y leche de coco.

5. Helado de nata

Y en último lugar nos espera el clásico, simple e infalible helado de nata. Suena un poco viejuno porque hoy en día se emplea más como base para enriquecerlo con otros ingredientes, pero sigue resistiendo en los mostradores de las heladerías tradicionales. Por sí solo puede parecer demasiado sencillo, pero combinando una bola de helado de nata con otros sabores se consiguen copas deliciosas.

Si queréis recuperar ese sabor a nata dulce helada, podéis usar esta receta básica sustituyendo la crème fraîche por pura nata para montar, prescindiendo del limón si no os apetece aportar ningún sabor extra.

Helado de Nata
  • Ingredientes. 500 g de nata para montar, 170 ml de leche, 145 g de azúcar, ralladura de un limón (opcional).
  • Elaboración. Comenzaremos mezclando en un bol la leche y el azúcar removiendo con unas varillas hasta que se disuelva este último. Dejar reposar diez minutos la mezcla y volver a remover de nuevo. Añadir la nata semimontada previamente y la ralladura del limón e incorporar hasta que se mezclen todos los ingredientes y quede una mezcla suave. Ahora si tenemos heladora la pondremos a funcionar siguiendo las instrucciones. En caso de no tenerla congelar la mezcla en un recipiente hermético durante una hora, sacar del congelador y remover para deshacer los cristales. Repetir esta operación tres veces más hasta que esté sólido.

Otras variantes al helado de nata son recetas como este helado de miel con nueces o el helado de pistacho, en los que la nata juega un papel principal. También es un helado estupendo para cortar en porciones rectangulares, como si fuera un semifrío, y rellenar galletas o bizcochitos.

¿Está vuestro sabor favorito entre alguno de los cinco helados más buscados de Internet? Sería interesante saber si también son los más solicitados en las heladerías, pero con estas recetas lo tenemos mucho más fácil preparándolos nosotros en casa. ¿Alguien se anima a montar una copa con una bola de cada? Eso sí, mejor para compartir, tampoco queremos empacharnos.

En Directo al Paladar | Las cinco tartas más buscadas de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas
En Directo al Paladar | Nueve ideas de helados ligeros y saludables para hacer en casa y en un santiamén

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio