Villa y Corte del cacao: “Madrid no inventó la penicilina, pero inventó el chocolate”

Villa y Corte del cacao: “Madrid no inventó la penicilina, pero inventó el chocolate”

Publicidad

En Las Meninas de Velázquez se puede observar cómo una de las sirvientas ofrece a la infanta Margarita de Austria una pequeña taza roja. “No sabemos lo que lleva dentro, pero dicen los historiadores que era chocolate”, explica a Directo al Paladar Francisco González, presidente de la fábrica de chocolates La Colonial de Eureka, una de las más antiguas de España.

González es el principal promotor de la Fundación Villa y Corte del Chocolate, que busca reclamar el papel relevante que Madrid jugó en la historia de este producto. Con este objetivo ha organizado el primer Salón Internacional del Chocolate de la capital, que se celebra este fin de semana en el Palacio de Cibeles.

Chocolate2 El repostero Justo Almendrote ha elaborado en directo una Menina de chocolate, emblema del salón.

“Aquí se recibía a través de Andalucía las importaciones del cacao en el siglo XVI y XVII”, explica Gónzalez. “Madrid incorporó a la corte real el chocolate. Y de casa real a casa real llegó a Austria y a Francia, y es así como se extiende a Europa. Madrid no inventó la penicilina, pero inventó el chocolate”.

“Hay una factura entre la tradición, los maestros y la falta de marcas importantes”, asegura González

Por desgracia, en el siglo XX España perdió por completo el pulso chocolatero. “Después de la gran pujanza del siglo XIX las empresas empiezan a desaparecer, no consiguen superar el problema de la tercera generación ni ser competitivas a nivel europeo”, apunta González. “Perdemos el tren de la modernización y Madrid pierde el puesto que le corresponde”.

Pero no todo está perdido. Curiosamente, España tiene unas de las mejores plantillas de maestros chocolateros del mundo. Reposteros como Oriol Balaguer, David Pallás, Jordi Roca, Justo Almendrote… “Hay una factura entre la tradición, los maestros y la falta de marcas importantes”, asegura González. “El salón trata de recomponer esa unión. Esto es una invitación a todo para que Madrid y España vayan desarrollando marcas de chocolate que puedan competir con las extranjeras”.

Chocolate3 Victoria de la Torre defiende la apreciación del buen chocolate.

Aprendiendo a apreciar el chocolate

En la feria se pueden encontrar algunos de los considerados mejores chocolates del mundo. Tabletas como el Acero 95, de la marca Ademi, que se venden a 11 euros los 50 gramos.

La mayoría del cacao que se vende en los supermercados está excesivamente endulzado

Mucha gente se sorprende de que el chocolate pueda tener estos precios, pero como explica a Directo al Paladar Victoria de la Torre, de la tienda online Club del chocolate, “se paga el cacao que lleva”.

“Es como el vino, hay que aprender a apreciarlo y distinguir las distintas calidades y orígenes”, explica de la Torre que, asegura, la mayoría del cacao que se vende en los supermercados está excesivamente endulzado.

De la misma opinión es González, que asegura que “el chocolate bueno tiene poco azúcar”, una tendencia, por suerte, cada vez más presente en los lineales. En el salón se ha presentado, de hecho, el primer chocolate a la taza con cero azúcar, de la marca Tres Tazas, un producto que no existía hasta la fecha. “Todo salón tiene que tener novedades”, presume el organizador.

Chocolate4 Esculturas de chocolate.

Actividades para todos los públicos

El salón reúne 40 stands de marcas, tiendas y maestros pasteleros, pero la organización ha intentado tener también una programación variada, que atraiga tanto a los aficionados como a los expertos. Durante el fin de semana se celebran showcookings y jornadas técnicas a cargo de maestros como Sergi Vela, Jacob Torreblanca y David Pallás.

Además, se podrá ver una completa colección de chocolateras, una exposición de trenes de publicidad de marcas de chocolate –perteneciente a Samuel Perea, que atesora la mayor colección de trenes chocolateros del mundo, con 175 piezas– o unas enormes esculturas de chocolate, realizadas por el maestro Abner Iban.

La entrada, que permite el acceso a los showcookings y degustaciones, tiene un precio de siete euros, e incluye de obsequio, como no, una tableta de chocolate.

En Directo al Paladar | Los cinco dulces con chocolate más buscados de Internet y sus recetas
En Directo al Paladar | Cómo hacer pastel de chocolate con solo tres ingredientes

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio