Making-of Cocina con Sentimiento. Como es un programa de cocina por dentro

Making-of Cocina con Sentimiento. Como es un programa de cocina por dentro

Publicidad

El salón se quedaba pequeño...

Cuando rellené el formulario no tenía ni idea de lo que me esperaba. La verdad es que no sabía muy bien lo que hacía. Bueno, sí lo sabía, tenía claro que quería dar una sorpresa a mi hija y también que quería dar más a conocer las enfermedades raras metabólicas, las otras "alergias" alimentarias y más concretamente la fenilcetonuria.

En definitiva, esta es la historia del making-of de mi participación en Cocina con Sentimiento. Un menú muy especial.

La idea inicial

Navegando por internet vi un formulario que invitaba a contar una historia bonita que fuera merecedora de uno de los programas del programa de Eva Arguiñano. Me lancé a ello, pensé que podría ser una buena idea para dar a conocer más las metabolopatías y les conté la historia y mis motivaciones. Contactaron conmigo al poco tiempo. Les había gustado la historia y se la iban a proponer a la cadena Antena 3 para su canal Nova.

La productora que se encarga del programa es Bainet, la misma que hace los programas de Karlos Arguiñano y son los que se encargan de la grabación, montaje, etc... Lo primero que hicieron fue una entrevista por skype para conocer mejor la historia y conocerme a mi. Supongo que también para ver si funcionaba bien delante de la cámara ;)

En un principio era todo un secreto y solo lo sabía yo de mi familia. Pasó el tiempo y como no me llamaban pensé que ya no saldría. ¡Pero me equivoqué! En enero de este año me comentaron que mi historia saldría en la tercera temporada del programa. Ahí es cuando perfilamos todos los detalles de cómo sería.

La logística

Lo primero que tengo que decir es que grabar un programa de televisión es toda una experiencia y algo mucho más agotador de lo que uno pudiera pensar. A las 10 de la mañana mi casa se fue convirtiendo en un estudio de TV, cables, antenas, cámaras, micrófonos, y un montón de técnicos y productores subiendo cosas y contándome cómo iba a ser. La grabación acabó casi a las 6 de la tarde, con una hora para comer.

En Cocina con Sentimiento, no estás presencialmente con Eva, sino que la ves por un monitor y esto hace que tengas que contar con una conexión vía satélite. Para ello tuvimos que pedir permiso a mi comunidad para instalar una antena en la azotea.

Algo que me llamó la atención es que no puede salir ninguna marca comercial por ningún lado. Incluso tuve que ponerme un delantal al revés para que no se viera a marca. Del mismo modo, todos los ingredientes se ponen en boles para que no aparezcan las marcas y también por comodidad para cocinar. En esta preparación, todo el equipo de grabación te ayuda.

En paralelo, las madres de los compañeros del colegio de mi hija, junto con mi mujer, y la producción del programa, estaban chateando por wassup para ver cómo se coordinaban. A qué hora llegaban, qué ropa les ponían, etc... De hecho, tuvimos que pedir permiso al cole para que no fueran por la tarde.

La grabación del programa

La grabación es un falso directo. Es decir, está todo grabado y montado, pero realmente no repetimos ninguna toma, se hizo todo seguido y sin cortes.

La verdad es que el mayor reto para mi fue seguir el ritmo de Eva, que aunque iba despacio, entre que estás un poco nervioso y hablando con ella, te llegas a aturullar algo. No pasa nada porque luego los milagros del montaje lo resuelven todo. Por ejemplo, al buscar una olla más pequeña, se me cayeron el resto. Pensad que mi cocina no es muy grande, y estábamos 4 personas en ella, dos cámaras y un técnico de sonido. Además yo tenía que estar cocinando de medio lado, para no dar la espalda y mirar por el monitor a Eva.

La parte más divertida y emocionante, aunque también la más estresante fue cuando llegaron los niños y le dimos la sorpresa a mi hija. Estaban muy nerviosos y eso de salir en la tele...

La merienda y la fiesta

Como dice el programa, al menos la probaron las recetas. Fueron tomates rellenos, entrepanes con patés de verduras, y fondue de brochetas de fruta fueron elección del programa. Yo quizá hubiera elegido algo más apetitoso basado en patatas, o similar.

La verdad es que para muchos eran sabores totalmente nuevos como la remolacha. En el caso de mi hija, ya está más acostumbrada a ellos, pero el resto no tanto. Además, acababan de salir del cole, la emoción... En fin, que lo único que comieron con gusto fueron las frutas.

Lo que más les gustó fue la fiesta con el payaso, único momento en el que conseguimos que los peques estuvieran sentados.

La experiencia

Creo que fue muy positiva en lo personal y para todos lo que participamos en ella. Aprendí que la grabación de un programa de televisión de cocina es algo mucho más complejo de lo que pueda parecer desde fuera. Tanto la logística como la coordinación son bastante complicadas y requieren gran cantidad de trabajo para que todo salga bien. Para que algo parezca sencillo, hace falta mucho trabajo por detrás.

La nota negativa es que un par de semanas más tarde nos enteramos de que Eva Arguiñano había sufrido un infarto. Algo increíble después de haber estado hablando con ella hacía tan poco tiempo. Afortunadamente, y tras pasarlo muy mal, se está recuperando satisfactoriamente y esperemos poder verla pronto cocinando con todo el sentimiento del mundo. Desde DAP te enviamos un fuerte abrazo y muchos ánimos.

En Directo al paladar | Cocina con sentimiento, nuevo programa de cocina de Eva Arguiñano En Directo al paladar | Hoy cocinas tú con Eva Arguiñano en La Sexta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio